Sunday, October 01, 2006

En los límites de realidad

"Esta puerta se abre con la llave del imaginación. Al otro lado hay nueva dimensión. Una dimensión de sonido. Una dimensión de imágenes. Una dimensión de la mente. Están acercándose a un territorio de sombras y sustancias. Ideas y cosas. Acaban de entrar En los límites de la realidad".

Los orígenes de En los límites de la realidad (1983) se encuentran en la televisión, en la serie The twilight zone (1959-1964), creada por Rod Serling y de la que se llegaron a rodar 156 episodios. The twilight zone es posiblemente la mejor y más influyente serie de televisión de la historia, que despertó la imaginación de millones de personas en su momento, entre ellos, Steven Spielberg, gran seguidor de la misma. Suya fue la idea de hacer una película homenaje hacía tan apreciada serie. La película constaría de varios sketchs, en la que diferentes directores adaptarían viejos episodios de la serie. Finalmente se escogieron los episodios: "Kick the can", "It's a good life" y "Nightmare at 20.000 feet", el cuarto segmento se inspiraría ligeramente en "A quality of mercy".

Spielberg contactó con John Landis, explicándole su idea de realizar la película, finalmente acordaron ser co-productortes y socios a partes iguales. Spielberg quería que la película estuviese formada por cuatro historias, manteniendo prácticamente la duración que tenían en televisión.

Los otros dos directores elegidos fueron Joe Dante y George Miller, el primero un protegido de Spielberg con el que mantendría una larga relación a lo largo de los años, trabajando en varios proyectos como Gremlins (1984), El chip prodigioso (1987) o Pequeños guerreros (1998). George Miller por su parte era un joven director con tres películas en su haber Mad Max: Salvajes de autopista (1979) Peligro: reacción en cadena (1980) y Mad Max 2: El guerrero de la carretera (1981), que le habían dado una gran popularidad en la época.

Se recurrió a Richard Matheson para que adaptase los guiones de la serie, alguno incluso escrito por el mismo. Fue uno de los guionistas regulares de The twilight zone, donde llego a escribir 16 excelentes episodios, entre ellos "Nightmare at 20.000 feet", el cuarto segmento de la película. Jerry Goldsmith compuso la música de todos los sketchs realizando un trabajo excelente.

Los resultados artísticos no fueron los esperados. Las historias son demasiado complacientes, faltas de la maestría de la serie original. La recepción crítica en su momento no fue demasiado halagüeña. Pero de todos modos es una película realmente entretenida, con apuntes interesantes. Cuenta con un sketch memorable, el dirigido por George Miller. Con el tiempo se ha creado a su alrededor un aura de película de culto y ha ido ganando cada vez más adeptos.

La película contó con un presupuesto de 10 millones de dólares, recaudando 29.500.000 dólares en los EEUU.

"PRÓLOGO" La película comienza con un prólogo que sirve de introducción a las historias, poniendo en situación al público de lo que verá a continuación.

Un hombre (Albert Brooks) viaja por la noche en su coche y recoge a un autostopista (Dan Aykroyd), después de charlar un rato comienzan a jugar a las músicas de televisión, uno tararea la sintonía de un programa de televisión y el otro debe acertar cual es. En un momento Aykroyd tararea la famosa sintonía de The twilight zone y ambos comienzan a hablar sobre la serie y de los recuerdos que les trae. Entonces Aykroyd le pregunta a Brooks "¿Quieres ver algo realmente terrorífico?". Brooks responde afirmativamente. Sólo cabe decir que se arrepentirá de su decisión. Suena la sintonía de la serie. La voz en off del actor Burgess Meredith (sustituyendo a Rod Serling en la serie original) nos presentará cada una de las historias.

Este prólogo está escrito y dirigido por John Landis. Supone un excelente comienzo para la película, sirviendo de pequeño aperitivo de lo que veremos tras los títulos de crédito. Correctamente filmado por Landis y con un excelente trabajo de maquillaje por parte de Craig Reardon, el sketch recupera la atmósfera de la serie original, dando la sensación que a la vuelta de la esquina nos esperan lo extrañó y lo desconocido.

Curiosidades:

En los títulos de créditos iniciales, Rod Serling puede ser visto reflejado en un ojo.

Los episodios mencionados por Dan Aykroyd y Albert Brooks son: "Time enough at last", "A kind of a stopwatch" y "The after hours".

"PRIMER SEGMENTO"

Un racista (Vic Morrow) que acabada de perder un empleo a causa de un hombre de color, decide cargar sus iras hacia la gente de color y los judíos. A la salida del bar donde habla con unos amigos se vera envuelto en una curiosa parábola temporal por la cual será enviado a diferentes épocas de la historia donde sentirá en su piel la xenofobia. En la Francia ocupada por los alemanes, es perseguido al ser confundido por un judío. En el sur de EEUU es tomado con un negro y el Ku Klux Klan intenta lincharle. En Vietnam un grupo de soldados americanos le confunden con el enemigo e intentan matarle.

Éste es el único guión original que se escribió para la película, pero se basa libremente en el episodio "A quality of mercy". Landis comentaba sobre su guión "Serling usó el elemento de la fantasía de su programa para ocuparse de asuntos sociales... la historia que cree, trataba de usar la magia, la idea de The twilight zone era sobre el racismo". Cuando presentó su guión a la Warner éstos presentaron objeciones, creían que el público no se sentiría identificado con el protagonista al ser un personaje demasiado negativo. En el primer tratamiento del guión el destino del protagonista era ser atrapado por los nazis, quienes lo embarcaban en un tren hacía un campo de concentración (tal y como se ve en la película). Pero después de rodar el final correspondiente a la primera versión del guión, Landis tuvo la idea de redimir a tan odioso personaje, esté tras ser atacado por el grupo de soldados y un helicóptero, se encontraría con un par de niños vietnamitas (un niño y una niña) a los salvaría de los americanos llevándolos hasta su pueblo. Estos cambios si gustaron a los productores. Pero existía un problema legal a la hora de trabajar con niños y por lo que éstos no podían participar en un rodaje de noche, de modo que un responsable debía estar con los niños durante el rodaje. Pero a causa de los cambios propuestos por Landis, se introdujo una secuencia en la un helicóptero perseguiría al protagonista y a los niños. Landis por ley no podía tener a niños trabajando en una escena donde se utilizase un helicóptero y explosivos dado el peligro que éstos podrían correr. Landis infringió deliberadamente la ley, decidiendo rodar con los niños y pagar sus sueldos en mano para que sus nombres no apareciesen en nómina. Pese a las reticencias de los productores, Landis consiguió rodar tal y como él quería. El 23 de julio de 1982 debían rodar la escena en la que Vic Morrow huía de un helicóptero mientras corría por un río con un niño a cada lado, mientras varias explosiones se producían alrededor del helicóptero. Dorcey Dingo, el piloto, expresó su preocupación sobre el peligro que conllevaba la escena. Pero la tragedia se cernió en el rodaje cuando al rodar la escena una de las explosiones desestabilizó el helicóptero estrellándose contra el suelo, cayendo sobre la niña (Renee Chen) y matándola al instante. Las aspas del helicóptero decapitaron a Vic Morrow y al niño (My-Ca Dinh Le). Los padres de los niños estaban presentes en el rodaje y lo vieron todo. John Landis y otros cuatro miembros del equipo fueron acusados de homicidio accidental, pero 10 años después fueron considerados libres de culpa.

Intentando olvidar la tragedia que envolvió a la película, hablaré de sus cualidades artísticas. El episodio de Landis parte de una buena premisa que poco a poco va perdiendo interés, dado lo predecible de su planteamiento. Esté posee cierta carga social, pero un tanto tópica, un racista que comienza a sentir en su propia carne la xenofobia. Y no se puede negar que tenga cierto encanto políticamente incorrecto (ese amargo final del protagonista al ser enviado a un campo de concentración donde sufrirá las penalidades de los judíos). No creo que el final que Landis deseaba rodar beneficiase al resultado final. Después del accidente Landis tuvo que recurrir a su primer guión y descartar todas las escenas de Vic Morrow y los niños. Dado que no terminaron de rodar todas las escenas, Landis tuvo que montar la película con el material del que disponía y la historia se resiente de ello. Landis nunca ha sido un director virtuoso con la cámara, su puesta en escena es clásica, recurriendo al plano-contraplano, el mismo estilo que aplica a la película. La historia necesitaba de más garra y de un poder visual mayor. La serie original poseía una sutil ironía y dobles lecturas, que Landis intenta conseguir, pero se queda a medio camino. Pero aun así, es un relato correcto y entretenido, que se deja ver con agrado.

Curiosidades:

El director John Landis tiene un cameo en el relato, aparece como un nazi, en la escena que disparan al protagonista cuando está en la cornisa de un edificio.

Hacia el final del relato uno de los soldados americanos dice se "No teníamos que haber matado al teniente Neidermeyer". Este nombre aparece en otra película de John Landis, Desmadre a al americana (1978), en los títulos de crédito finales se dice que el destino del teniente Neidermeyer fue ser asesinado por su propio pelotón.

"SEGUNDO SEGMENTO"

Un amable anciano (Scatman Crothers) llega a una residencia y pronto cambia la vida de los otros residentes gracias a una lata mágica. Convencerá a los ancianos que allí viven que pueden volver a la infancia si juegan a "patear el bote", esa misma noche decidirán jugar, lo que les traerá sorprendentes consecuencias.

Relato dirigido por Steven Spielberg. El guión está escrito por Richard Matheson, George Clayton Johnson y Josh Rogan. Spielberg y Richard Matheson habían trabajado juntos varios años atrás, en la tv movie El diablo sobre ruedas (1971), con excelentes resultados. Cabe resaltar la entrañable interpretación de Scatman Crothers, sin duda alguna lo mejor del sketch.

Inicialmente el episodio que Spielberg iba a adaptar era "The monsters are due on Maple street", de entrada mucho más interesante y con más posibilidades, en el que Spielberg se hubiera sentido como pez en el agua. Después de varios problemas decidió realizar la adaptación de "Kick the can", un episodio de la tercera temporada, que comparado con la película resulta mucho más adulto y menos complaciente.

Suyo es el menos interesante de todos los relatos, el cual posee un tono edulcorado y excesivamente sensiblero. Es como si el director después de realizar E.T., el extraterrestre no supiera plasmar la cantidad justa de emotividad que requiere la historia, siendo el resultado demasiado blando y carente de garra. Como lo demuestran momentos como la presentación de los personajes en la residencia o las escenas en las que vuelven a ser niños por unos instantes.

La historia nos habla de como se puede llegar a viejo con gran dignidad, y que la juventud no es cuestión de edad, sino de aptitud. Un planteamiento que fácilmente puede caer en tópicos y sensiblerías, tal y como le sucedió a Spielberg, quien debería haber dado una visión mucho más adulta de la historia. Pero no se le puede negar a Spielberg su talento en la puesta en escena, cada plano de su historia es perfecto, al igual que cada movimiento de cámara, destacando el momento de la transformación de los ancianos en niños con cámara en off, donde sólo oímos como cambian sus voces. Lástima que el resultado final no esté a la altura de su trabajo.

Curiosidades:

El guionista acreditado como Josh Rogan, es el seudónimo de Melissa Matheson, guionista de E.T., el extraterrestre (1982).

Spielberg rodó su sketch en tan solo 8 días.

"TERCER SEGMENTO"

Una mujer (Kathleen Quinlan) atropella sin querer a un niño (Jeremy Licht), lo lleva hasta su casa, donde conocerá a su peculiar familia. Todos los adultos parecen temerle. Pronto comenzará a sospechar que el niño esconde un secreto, lo que ella no sabe es que el niño tiene el poder de hacer realidad todo lo que desea.

Dirigido por Joe Dante, su relato es una revisión de "It´s a good life", el cual era uno de los episodios más memorables de la serie, magníficamente escrito por Rod Serling y basado en una historia de Jerome Bixby. La adaptación del guión corre por cuenta de Richard Matheson, realizando un buen trabajo e incluyendo ciertas diferencias respecto al episodio original. El principal cambio es la introducción del personaje de Kathleen Quinlan, en el papel de la profesora que descubre el extraño mundo del niño. Destaca la excelente dirección artística con la creación de esa casa sacada de un cartoon de la Warner.

En el episodio original se nos mostraba la historia de un monstruo al que todos temían, un monstruo que todo lo que deseaba se hacía realidad, un monstruo que resultaba ser un niño. La historia no tenía un desenlace, simplemente nos presentaban una historia, pero no su resolución. En aquella el niño era un malcriado, siendo sus actos fruto de la educación que sus padres le habían inculcado, tal vez la historia nos intentaba explicar como en función de los valores inculcados se pueden llegar a crear monstruos. Aunque también era un relato fantástico que versaba sobre el miedo.

En la adaptación de Dante, el mundo que el niño ha creado es similar al mundo de los dibujos animados, esto es coherente dado que se ha criado viendo la televisión, siendo reflejo de su educación. Es la puesta al día de la historia original, la educación de nuestros hijos proviene en gran parte de la televisión.

El personaje de la profesora es utilizado para introducirnos en este extraño mundo, el espectador lo va descubriendo al mismo tiempo que ella. Es un personaje reflexivo e inteligente, el contrapunto necesario al personaje del niño, alguien que puede hacerle entrar en razón y ayudarle a dominar sus poderes.

El episodio resulta divertido y entretenido, muy del estilo de Dante, muy referencial y con un estilo que en ocasiones se parece una película de dibujos animados, pero con actores reales. Puede acusársele de ser un tanto excesivo, pero de ahí proviene en gran parte su gracia. La historia nos habla del choque entre el mundo infantil y el mundo adulto y como ambos no pueden coexistir. El poder de la imaginación siempre sobrepasa a la realidad, parece decirnos la película. Al final del relato la profesora se lleva al niño para ayudarle a controlar sus poderes, de alguna forma este camino que recorrerá significará su inicio a la madurez, cuando poco a poco sus poderes sean domados, su niñez irá quedando atrás.

Curiosidades:

El niño protagonista del episodio original, Bill Mumy, aparece en el sketch haciendo el papel de un cliente del bar de carretera que se ve al principio del relato.

El personaje de Kathleen Quinlan no aparecía en el episodio original. Pero el nombre del personaje, Helen Foley, apareció en otro episodio de la serie titulado "Nightmare as a child". Helen Foley era el nombre de la profesora favorita de Rod Serling.

En el bar de carretera, cuando Kathleen Quinlan es preguntada de donde viene y a donde va, ella contesta con dos nombres de ciudades que fueron usados en la serie: "Homewood" (en el episodio "Walking distance") y "Willoughby" (en el episodio "A stop at Willoughby").

El efecto sonoro que se oye cada vez que Anthony utiliza sus poderes pertenece al videojuego de Atari Tempest (1983).

Kevin McCarthy y William Schallert, trabajaron en la serie original, el primero en el episodio "Long live Walter Jameson" y el segundo en "Mr. Bevis".

"CUARTO SEGMENTO"

Un hombre con miedo a volar se verá transportado a la más horrible de las pesadillas cuando cree ver en el ala del avión a un monstruo que intenta destruir el avión. Nadie más del pasaje le cree y le toman por loco. El hombre se debatirá entre la duda de si el monstruo es real o fruto de su imaginación.

Episodio dirigido por George Miller y escrito por Richard Matheson. Protagonizado por John Lightgow, realizando una interpretación increíble. Con una genial música de Jerry Goldsmith.

Este es con diferencia el mejor de todos los relatos de la película. Excelentemente dirigido, con una puesta en escena dinámica y enérgica, que supera al magnífico episodio de televisión “Nightmare at 20.000 feet” en el que se basa. Aquel estaba dirigido por Richard Donner, con guión de Richard Matheson y protagonizado por William Shatner. Curiosamente George Miller era el más desconocido y novato de los cuatro directores, pero dio una gran lección de cine desmarcándose con esta historia de terrores aéreos.

La historia nos transmite la paranoia de ese hombre con miedo a volar, que se ve envuelto en la más extraña y bizarra de las pesadillas. ¿Es real ese monstruo o es simplemente fruto de su mente confusa y aterrada?. Al final de la película sabremos la respuesta, pero lo más interesante no es el conocer el desenlace, sino el viaje hasta él y éste no podía ser más atractivo y emocionante. La cámara de Miller nos cuenta con estilo nervioso la odisea de John Lightgow y no pierde ni un segundo. En el primer plano ya estamos metidos en la historia (ese avión rodeado por una terrible tormenta) y poco a poco Miller demuestra su poder visual mediante momentos sencillamente geniales, la introducción del personaje de Lightgow aterrado dentro del baño del avión, el primer avistamiento del monstruo por parte de éste, el plano fijo del protagonista dudando si abrir o no la ventanilla, el enfrentamiento final con el monstruo o ese plano después del aterrizaje del avión con Lightgow hablando a cámara.

Curiosidades:

La mujer rubia que le pregunta a las dos azafatas si sucede algo en los servicios del avión al principio del relato, es Carol Serling, mujer de Rod Serling, creador de la serie original.

El productor de la nueva versión, Frank Marshall, interpreta a uno de los mozos que revisan el ala del avión al final de la película.

Donna Dixon, la azafata más joven, se casó con Dan Aykroyd antes del estreno de la película.

Carol Serling lleva en sus manos un revista de "The twilight zone".

Los planos exteriores del avión fueron tomados de la película ¡Alarma! Vuelo 502 secuestrado (1972). Se le añadieron posteriormente efectos de tormenta.

Labels: ,

9 Comments:

Blogger Alfredo said...

twilight zone, the movie, viene de una larga data, paso mucho tiempo antes de llevarla al cine y su realizacion fue bien compleja, incluido un juicio por la muerte de 3 extras en un accidente con un helicoptero en la filmacion del segmento de jhon landis, fue muy complejo el juicio.
recien hace un par de dias la baje de internet, esperando su estreno oficial en dvd para los prox meses, revisa la pag de amazon.com, ahi esta la preventa.
la peli es un buen recuerdo de mi niñez...absolutamente de culto.

ya antes habia pasado por tu blog, ahora te voy a enlazar asi paso mas amenudo.

saludos

August 23, 2007 3:14 PM  
Blogger Rodi said...

La peli ya la conseguí hace algún tiempo. Y siempre la recuerdo con agrado, soy un seguidor de la serie original.

Yo también te voy a enlazar.

Saludos.

August 24, 2007 8:15 AM  
Anonymous Anonymous said...

Hola, solo un apunte: el maquillaje para el prólogo de la peli, sobre Aykroyd, fue creado por Craig Reardon, (no por Rob Bottin, el cual tan solo se encargó del segmento de Dante) quien también se ocupó de la criatura (realmente un antecedente al archiconocido Predator de Stan Winston) del segmento dirigido por Miller. Se puede ver también el trabajo de Reardon en Poltergeist, o en las dos partes de La Puerta... por cierto peazo pelicula ochentera de culto total...haz la reseña, lo merece.

October 10, 2007 4:01 AM  
Blogger Rodi said...

Gracias por la indicación, ahora mismo la corrijó en el artículo.

Sobre "La puerta", ésta es una película que aun no he visto, pero queda apuntada, una peli ochentera de culto no se me puede escapar.

Saludos.

October 10, 2007 11:29 AM  
Anonymous Anonymous said...

Gracias a ti amigo! Un saludo.

October 10, 2007 12:09 PM  
Blogger soytutioargail said...

La verdad que la historieta de George Miller sin duda es la más entretenida y John Lithgow lo clava. Puff, lo del accidente de Morrow; hay un vídeo por youtube del momento, estremecedor. No hace mucho hice una reseña de esta peli, aunque me gusta más la tuya. Un saludo!!

December 01, 2012 8:19 AM  
Anonymous Anonymous said...

Cuando vi la pelicula, me vino a la mente rapidamente las parodias de ella que se hacen en los Simpson! :)

October 30, 2013 4:48 PM  
Anonymous Anonymous said...

PD: me encanta tu blog desde que lo descubrí, nos enseñas mucho.

October 30, 2013 4:50 PM  
Blogger Rodi said...

El especial de Halloween de "Los Simpson" de Bart y el gremlin en el autobus escolar es de mis preferidos. Y el de Bart como el niño cuya imaginación se vuelve real también es muy grande.

PD: Gracias por visitarlo y comentar.

Saludos.

October 31, 2013 1:07 PM  

Post a Comment

<< Home